La bajada de ventas de Samsung y Apple refleja un cambio de tendencia en el mercado | Top Site Webs

1

La bajada de ventas de Samsung y Apple refleja un cambio de tendencia en el mercado

La competencia entre teléfonos móviles inteligentes o smatphones es cada vez más ingente. Solo hay que echar un vistazo a las últimas cifras de ventas para corroborarlo. Hace tan solo un año Samsung y Apple copaban casi el 50% de las ventas mundiales y, sin embargo, a finales del tercer trimestre de 2014 "solo" alcanzaron a vender el 38% de los terminales móviles.

Asimismo, es probable que esta tendencia continúe en los próximos trimestres. ¿La razón? La fuerte irrupción de los modelos de marcas chinas, cada vez con más calidad y con precios mucho más ajustados que los de las marcas tradicionales. De hecho, 6 de los 10 primeros vendedores a nivel mundial provienen de marcas originarias del gigante asiático.
El mercado español no es ajeno a esta tendencia mundial y las marcas chinas también empiezan a ocupar puestos altos en cuanto a cifras de venta. Otra característica del mercado español ha sido el notable aumento en la venta de smartphones libres.. Esto se debe a que cada vez más, el consumidor español ya no tiene acceso a terminales subvencionados por las operadoras. En este sentido, a partir de ahora, buscar el terminal deseado y comparar precios entre las distintas tiendas le puede suponer un ahorro muy significativo.

Los smartphone triunfan entre los españoles

En España, la penetración del smartphone se sitúa en torno al 70%, la más alta de Europa. El 80 % lo utiliza para leer el correo (emails) y para chatear o enviar mensajes (WhatsApp), cerca del 70% para conectarse a las distintas redes sociales y un 60 % para leer la prensa. Incluso hay una parte nada desdeñable de la población española, sobre un 14%, que lo utiliza para las compras online. Otras actividades diarias son el uso como cámara, como navegador en el coche o cuando se pasea por la ciudad. Para todas estas actividades es cada vez más importante el tamaño de la pantalla, que la mayoría de consumidores tiende a elegir lo más grande posible. De hecho, esta ha sido la tendencia en la que se ha movido el mercado español: hemos pasado de las 3" a las 6" de algunos phablets actuales.

Los Phablets, que son modelos a caballo entre un smartphone y una tablet, con una pantalla de 5,5 pulgadas o superior, tienen un precio elevado, ya que de media cuestan unos 670 euros.

Los modelos de alrededor de 5 pulgadas tienen un precio medio de 335 euros. En esta categoría no hemos seleccionado los modelos top de gama, que son bastante más caros (con una media de 550 euros).

Aquellos smartphones con la pantalla más “pequeña”, es decir los que rondan las 4 pulgadas, cuentan con un precio más bajo. Su coste medio se sitúa en torno a los 270 euros, que se eleva hasta los 350 euros si dentro del mismo grupo incluimos el modelo de Apple.

Marcas chinas como Huawei empiezan a popularizarse entre los españoles

No compre nunca menos de 4 GB de memoria Interna.
Pregúntese cuál es la utilidad que va a darle a su teléfono móvil antes de adquirir un modelo u otro. En primer lugar, debe fijarse en el sistema operativo que incluye el terminal que desea comprarse. Por ejemplo, cada sistema cuenta con su propia tienda de aplicaciones. Las tiendas de Apple y Android disponen deuna gran variedad de apps, mientras que en el caso de Windows, si bien incluye las principales, su oferta es bastante más reducida.

Por otra parte, la memoria del teléfono puede jugar un papel importante, ya que no solo se usa para almacenar los archivos multimedia (fotos y videos) sino también todas las apps. Tenga en cuenta que los que tienen menos de 4GB, aunque contemplen el uso de una tarjeta SD externa, hay muchas apps que no pueden moverse a esa tarjeta SD. Asimismo, a pesar de que haya memoria libre en el teléfono para almacenar archivos multimedia, a veces, el espacio disponible para instalar aplicaciones es aún más reducido y, si tiene menos de 1GB, al cabo de un tiempo no podrás ni siquiera actualizar las apps pre instaladas. Si esta memoria es muy pequeña (menos de 1GB), al cabo de un tiempo no podrás instalar más apps o actualizaciones.

En el caso de algunos móviles, la diferencia de precio entre varios establecimientos puede llegar a los 400 euros. Es lo que ocurre en smartphones como el LG G Flex. Sin llegar a estos casos tan extremos, sí es habitual diferencias de precios superiores a los 100 euros entre las tiendas físicas, e incluso más si nos fijamos en las tiendas online.